Nueva encuesta del Observatorio Social sobre hábitos y prácticas sociales después de la pandemia

La presente encuesta fue realizada de forma periódica del 27 de mayo al 1 de junio a personas mayores de 16 años residentes del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), con el objetivo de medir el impacto que tuvo la pandemia en la vida cotidiana actual, en relación con las continuidades o discontinuidades de los estados de ánimo, las preocupaciones preponderantes para las personas y las prácticas sociales.

En los resultaron obtenidos dieron cuenta de un 60% de predominancia del estado de ánimo positivo en relación a los registros de los primeros meses del ASPO y se visualizó una disminución en la cantidad de personas que afirman requerir ayuda psicológica profesional. Sin embargo, predomina con un 52% la preocupación e incertidumbre sobre el futuro vinculado a la economía del país y un 43,8% por la inseguridad, seguidos de las preocupaciones por la salud física y mental.

Por otro lado, las prácticas de cuidado que conllevaron nuevos hábitos de cuidado personal y social para la prevención de la transmisión del COVID-19 se impregnaron en la conciencia colectiva. Es así que se mantienen hábitos incorporados durante la pandemia; el 83,6% continúa utilizando barbijos o tapabocas, un 65% incorporó el uso habitual del alcohol en gel en las manos, el 51,8% el lavado más frecuente de manos y el 51,1% todavía saluda con el puño.

Resulta relevante añadir que para el análisis presentado se tuvo en cuenta los monitoreos mensuales de opinión pública realizadas en el AMBA entre abril y septiembre del 2020, para indagar sobre las percepciones en relación a la situación de la emergencia sanitaria por COVID 19, Y los hábitos adquiridos durante los primeros meses de ASPO. Los datos obtenidos están disponibles para su consulta como “Encuesta de opinión pública COVID-19”.